La carbonara no lleva nata o crema de leche (al menos en Italia).

Read More

La breva es el fruto de la primera de las dos cosechas que produce la higuera.

Read More

Al cocer pasta, pon unos cuantos (bastantes) dientes de ajo pelados en el agua hirviendo y obtendrás un sabor integrado diferente.
 

Hacer yogur en casa es muy fácil y rápido. Y sin máquinas. Basta con un yogur natural, un litro de leche y una bolsa térmica o algo parecido que mantenga el calor. Bien explicado en este artículo.

Si un guiso te queda muy salado, añade una patata en rodajas y deja cocer 10 o 15 minutos. Pasado este tiempo, puedes retirar las patatas, que habrán absorbido el exceso de sal.

En casi todas las recetas en las que se utiliza alcohol, hay que dejar que reduzca hasta evaporarse para evitar que se note su olor y sabor.

Read More

Albóndigas con sorpresa: cuando les des la forma redonda, haz un hueco con el dedo pulgar, introduce un dado pequeño de queso y vuelve a cerrarlas. (Enviado por Elena Calvo)

Los quesos blandos tipo Burgos, se conservan muy bien en el frigorífico si los ponemos en un recipiente con varias capas de papel absorbente de cocina en la base, cambiando el papel diariamente.

Read More

La anchoa y el boquerón son el mismo pescado. Según la zona y según la preparación, se conoce de una manera o de otra.

¿Cuál es el único mineral comestible para el ser humano? La sal.

Al cocinar verduras al vapor, puedes aromatizar el agua de cocción con especias, hierbas, vinagres o aceites aromáticos. También con vino, laurel y limón para el pescado.

El pulpo se corta tradicionalmente con tijeras. Para que la fina piel no roce contra la tabla, para que quede más blando o simplemente por comodidad.

Para evitar que la sal se humedezca y se apelmace, mete algunos granos de arroz en el salero.

Si te sobra pollo asado del día anterior, desmenúzalo y prepara una ensalada con mezcla de lechugas, manzana y unas pocas pasas (de uva).

Cuando usemos pimentón, se debe añadir al final de la cocción o la fritura, apartando el recipiente del fuego. Si se llega a quemar, puede dar mal sabor y color al plato.

La salsa debe esperar a la pasta: primero cocina la salsa y cuando esté lista, pon la pasta a cocer.

Si los huevos se baten poco, la tortilla sale con vetas blancas de la clara y amarillas de la yema. Si se baten bien, queda más uniforme y algo más grande. Cuestión de gustos.

Read More

Para que las espinacas mantengan mejor sus propiedades, saltéalas brevemente en un poco de aceite en vez de cocerlas. Escúrrelas en un colador y estarán listas para cualquier preparación.

A medida que vas pelando las alcachofas, sumérgelas en agua con ramas de perejil o gotas de zumo de limón, para que no se oxiden.