Para que no se queme el palo de madera de las brochetas al cocinarlas, mójalo en agua antes de pinchar los ingredientes.