Cuando usemos pimentón, se debe añadir al final de la cocción o la fritura, apartando el recipiente del fuego. Si se llega a quemar, puede dar mal sabor y color al plato.