Si un guiso te queda muy salado, añade una patata en rodajas y deja cocer 10 o 15 minutos. Pasado este tiempo, puedes retirar las patatas, que habrán absorbido el exceso de sal.