Hacer yogur en casa es muy fácil y rápido. Y sin máquinas. Basta con un yogur natural, un litro de leche y una bolsa térmica o algo parecido que mantenga el calor. Bien explicado en este artículo.