La carbonara no lleva nata o crema de leche (al menos en Italia).