Pasta alla Norma

Receta tradicional siciliana, que toma el nombre de una ópera de Bellini. Ajo, berenjena, tomate, albahaca fresca y queso recién rallado. Pura armonía, en este caso de sabores y de colores.


Ingredientes (4 raciones)

400 g de pasta (por ejemplo penne o pennoni rigate, rigatoni, spaghetti…). Recomendamos una buena pasta trefilada en bronce, ya que retiene mucho mejor los sabores.
1 berenjena
2 dientes de ajo
Albahaca fresca
150 g de Ricotta salada (la puedes encontrar en tiendas italianas). También sirve parmesano o grana padano. Mejor un trozo de queso para rallar en el momento de cocinar o en la mesa
1 Kg de tomates bien rojos y maduros
1 cebolla
Aceite de oliva virgen extra
Sal
Azúcar


 

PASO 1  (Salsa de tomate)

Escalda los tomates en agua hirviendo durante unos 30 segundos, haciendo antes unos pequeños cortes en cruz en las bases para que no estallen. De esta manera, será muy fácil pelarlos. Cuando se hayan enfriado un poco, pélalos y pícalos en trocitos muy pequeños.

Pica la cebolla fina y pequeña. Ponla a pochar, sin prisa, a fuego medio-bajo, con un poco de sal, en una sartén con aceite caliente. Cuando esté bien pochada, añade los tomates, un poco de sal y azúcar (para quitar la acidez). Cocina  lentamente, removiendo con frecuencia, hasta obtener una salsa bien reducida y espesa, con poca agua. Añade la albahaca fresca picada, remueve y reserva.

 

PASO 2

Corta la berenjena en dados de 1,5 cm o en rodajas muy finas, siempre con la piel.

Pica los dientes de ajo y fríelos en una sartén con un poco de aceite caliente hasta que empiecen a cambiar de color. Recuerda que cuanto más oscuro, más amargo.

Añade la berenjena y fríela a fuego medio sin que llegue a quedar demasiado blanda. Pon a escurrir en un papel de cocina para que absorba el aceite y reserva.

 

PASO 3

Pon abundante agua a hervir con un poco de sal. Añade la pasta y déjala hasta que esté al dente. Escúrrela bien.

Sirve la pasta en una fuente, pon encima algo de salsa de tomate (no mucha) y las berenjenas, y ralla el queso por encima. Adorna con unas hojas de albahaca.

 

NOTA

No poner mucha sal en el agua de cocer la pasta ni en los demás ingredientes, ya que el queso es bastante salado.