Caldo gallego

caldo-gallego

Nuestra versión del caldo gallego no es la única, pero en casa se ha elaborado así generación tras generación, seguramente con pequeños ajustes. Un éxito más que probado. 


INGREDIENTES (6 RACIONES)

250  g de alubia blanca de tamaño mediano
500 g de patatas
500 g de grelos
300 g de lacón curado (salado) 
50 g de unto gallego

El unto es una grasa que se comercializa en muchas tiendas de embutidos y que le da ese sabor tan característico a este caldo. Es imprescindible elaborarlo con este ingrediente.



PASO 1

8 horas antes de elaborar el guiso, pon a remojar las judías en agua fría con una cucharadita de sal. Haz lo mismo con el lacón.

 

PASO 2

Pon el lacón escurrido en una cazuela y lo cúbrelo de agua fría. 

Llévalo a ebullición y baja el fuego para que se vaya cociendo lentamente durante 1 hora.

Pasado este tiempo, añade las  judías (escurridas y lavadas) y el unto. Deja que vayan cociendo.

 

PASO 3

Lava bien los grelos y córtalos en trozos de 10 cm.

Pela las patatas y pártelas en trozos cascándolas.

Cuando las judías estén casi hechas, añade las patatas y deja que se vayan cociendo. 

Al cabo de 10 minutos, añade los grelos. Deja cocer hasta que esté todo bien hecho. 

 

PASO 4

Saca del caldo unos 2 trozos de patatas y una cucharada de alubias. Aplástalas con un mortero añádelas al caldo para engordarlo. 

Prueba de sal. Hasta este momento no se añade nada, ya que el unto le aporta sal. 

Sirve muy caliente.