Solomillo de cerdo con pomelo

Solomillo de cerdo con pomelo

Una buena carne de cerdo con un toque cítrico. ¿A que suena bien?


Ingredientes (4 personas)

2 solomillos de cerdo enteros
½ cebolla morada
½ cebolla blanca
1 puerro
1 zanahoria mediana
1 cucharada pequeña de canela
1 cucharada pequeña de tomillo
½ vaso de Pedro Ximenez
½ vaso de vino blanco seco
Zumo de ½ pomelo
3 ciruelas pasas sin hueso
4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
Sal y pimienta negra recién molida
½ pomelo en rodajas finas para adornar


 


PASO 1

Pon a calentar a fuego fuerte una cucharada de aceite en una sartén honda.

Dora en la sartén los solomillos por todos los lados. Retira y reserva.

Pica la cebolla, la zanahoria y el puerro en trozos pequeños.

En la misma sartén, pon las 3 cucharadas de aceite restante y añade la cebolla, la zanahoria, el puerro y un poco de sal. Deja a fuego muy suave hasta que esté bien pochado.


PASO 2

Retira el exceso de aceite.

Añade los solomillos, el Pedro Ximenez y el vino blanco. Ponlo a fuego fuerte para que se evapore el alcohol.

Añade el zumo de pomelo, las 3 ciruelas pasas, la canela, el tomillo, la pimienta, sal y un poco de agua, justo para que cubra los solomillos.

Déjalo a fuego muy suave hasta que estén tiernos (aproximadamente una hora).


PASO 3

Retira los solomillos de la sartén y deja hervir la salsa hasta que quede un poco espesa.

Pasa la salsa por el chino o un colador, apretando bien para que salgan todos los jugos. Reserva.

Corta el solomillo con un cuchillo bien afilado en rodajas de dos centímetros. Reserva.


PASO 4

Presenta el solomillo montando los trozos y rociándolos con un poco de salsa, con una rodaja de pomelo y un puré espeso de patatas.

Aparte, sirve el resto de la salsa (bien caliente) en una salsera en el último momento.